sábado, 4 de mayo de 2013

230.000 razones por las que juega Jara (o como firmar un buen contrato)

Sobre el final del 2012 y en lo que va del 2013 surgieron varias preguntas en el mundo sanlorencista: ¿A cuántas se cepilló Migliore?  ¿Quién le recomendó ese peinado a Kalinski? ¿Cuánto le jode a Alvarado que le digan "Apu"? ¿Stracqualursi sabrá escribir su propio apellido? Y la más común de todas: ¿por qué juega Jara? 



Franquito (?), tiene una gran cantidad de goles en el club: 1 (uno) en 25 partidos, lo que da el grueso promedio de 0,04 por partido. Si, hasta Independiente tiene mejor promedio que Jara. El ex goleador (?) del Granada lidera la tabla de goleadores de offsides del Final 2013 con 18 posiciones adelantadas en tan solo diez partidos, de los cuales solo cuatro jugó los 90 minutos.  Pero no todo en la vida del delantero son goles, sino sumar cosas positivas al equipo con esfuerzo, pases gol e inteligencia. Todavía las estamos buscando, pero en algún lado deben estar, capaz abajo del balde (?). Cuando llegó al club en junio del año pasado, se firmó un jugoso contrato donde percibe una cantidad muy grande en dólares por año, sumado a una buena suma de pesos mensualmente. Más o menos estamos hablando de 1204 metros cuadrados de la Vuelta a Boedo en el sueldo de este crack que somos dichosos de ver con la Azulgrana. Pero surprise (?), no todo termina ahí, hay dos cláusulas más: 
  • $230.000 de bonus si hace 6 goles por torneo (un aplauso para el cínico que firmó esto, un genio de la vida)
  • $230.000 de bonus si juega 11 partidos por torneo.
¿Queda algo más por decir? Está bien que no tienen ningún balde en la cabeza, ¿pero son Contreras, Verón y gordito que mandan a atajar en los picaditos del barrio (no, Ortigoza no) menos que Jara?. El Sello no se calla (?) y llega a la conclusión: si, definitivamente son menos que el gran delantero salido del Ársenal de Sarandi.

¡Pero no todo termina acá! Vamos a repasar algunos contratos raros que se han firmado a lo largo de la historia en San Lorenzo. Recordemos al mejor número 5 que tuvimos. Si, ese que iba siempre a los entrenamientos, tenía gol, alentaba a los chicos y tomaba jugo de naranja: Obvio, hablamos del Chaco Torres. Juanmi también tenía un contrato de unos cuantos metros cuadrados, mejor ni recordarlo porque sino a Mercier le tenemos que dar una tribuna entera (?), pero lo más llamativo era esta cláusula: "Juan Manuel Torres recibirá u$s 120.000 por derechos de imágen". Claro, ¿cómo olvidar cuando aquellos niños y jóvenes hacían horas de cola para comprar una camiseta con el número de su ídolo? O aquel comercial tan famoso que protagonizó el volante central donde hacía una pared con Messi y Van Persie. Cuanto le ha dado al club, algo increíble y que tenemos que ser agradecidos por todo esto.

Cartel en la Lugones con la cara del mejor volante central del mundo


Otro que recibió plata en su contrato por conceptos de imagen fue el mismísimo Juan Carlos Menseguez, jugador que se fue de San Lorenzo hace más o menos dos añ...ah, ¿sigue? Bueno, igual que el Chaco Torres nos ha dado mucho con su imagen, recordemos que gracias a él San Lorenzo es el club que más llaveros vendió en el mundo (el que lleva su cara ascendió a las 500 mil unidades en aquel junio de 2010). Y ya que hablamos de bonus, no podemos dejar pasar el de "gastos por concepto de vivienda y mudanza" que ligaron jugadores como Rivero, Placente, López Méndez, Balsas, Tula (con el agregado de "Movilidad" porque tenía un Duna medio hecho mierda) y Gastón Aguirre, entre otros. Hay que aceptar que la dirigencia estuvo muy viva en no darle un bonus al Tonga por matar palomas en cancha, sino hoy estaríamos con un pasivo de 200 mill... bueno, paramos. El post daba para poner algo de los intermediarios, pero eso lo dejamos para otro día, o nunca (?). Para cerrar la nota en un tono bien cuervo les mandamos un abrazo y compren metros, hijos de puta.

No hay comentarios: