viernes, 10 de junio de 2011

10 años del Clausura 2001

Hoy se cumplen 10 años del título obtenido en el 2001 y ElSellodelBambino te muestra a cada jugador del plantel. Hay que destacar que se trata de un equipo record (empató con Huracán, Romeo fue goleador, salimos campeones con Saja y Campagnuolo de arqueros, teníamos a un tipo que no era técnico en el banco, etc.)

Saja: Gran torneo del vende humo arquero. Atajaba concentrado porque no se distraía con ningún escribano ni con juicios, aunque se comió algunos goles como contra Lanús (cuatro), Huracán (Berti) y alternó el puesto con Campagnuolo que tenía vista. Hoy en día se lo podría comparar con Migliore porque los dos arqueros declararon su profundo fanatismo por un equipo grande y se mandan cagadas muy pelotudas.

Campagnuolo: Perdió el puesto con Saja. No sabemos si porque era malo o porque no podía ver. Hoy en día se lo podría comparar con el muchacho no vidente que vende linternas en el Subte Linea B.

Aldo Paredes: ¿Pueden creer que sigue jugando al fútbol? Jugó de 3, de 4... el Hirsig del 2001.

Morel Rodriguez: Era suplente. Un pichón. Soñaba con cagar a San Lorenzo e ir a un club grande.

Horacio Ameli: Me acuerdo que todos decían que era un tipazo e iba a comer bastante seguido a la casa de Tuzzio aunque este no se encuentre. Hizo un gol más o menos importante.

Coloccini: Uno de los dos refuerzos, venía de un equipo chico de una liga poco competitiva. Acomodado por el papá que jugó en el Ciclón, un paquete. Hizo un gol importantisimo (contra Colón).

Pedro Portocarrero: Uno de los pilares del campeón. Hoy en día se podría hablar de Rusculleda.

Félix Benito: El corazón del equipo, algo parecido a Portocarrero pero no tanto. El San Román de ese año.


Un grupo muy unido.


Eduardo Tuzzio: Tuvo un gran torneo hasta que le empezaron a crecer unas cosas en la cabeza que le dificulta cabecear, entonces Pellegrini lo puso de volante. El Alvarado de ese torneo.

JJ Serrizuela: El Adrián González del 2001. Lateral derecho, camarillero y pateaba muy bien los tiros libres

Adrian González: Aprendía de Serrizuela

Guillermo Rivarola: Muy cagón. Le pesó la camiseta y se lesiono en la mitad del torneo.

Leo Rodriguez: El otro refuerzo. Lo contrataron para jugar pero en realidad ya estaba sondeando a la dirigencia para acercar jugadores que después fueron estrellas como el Chasquito Torres.

Erviti: Quería tener un buen torneo para saltar a Boca. No se le dio instantaneamente pero el destino lo dejó en un equipo a tono con su color de piel.

Lucas Pusineri: Un vende humo que hacía que ponía huevos y terminaba siempre vendado.

Pablo Michelini: El jugador más amargo del plantel, nunca ponía la pierna y lo demuestra en un gol que no le puede hacer a Independiente donde atajaba un señor que no tiene manos.

El Presidente Fernando Miele hablando de la recaudación de la Mercosur


Leandro Romagnoli: Muy distinto al de hoy. Veloz, rápido de mente, sin lesiones constantes, con dos rodillas y con un corte de pelo horrible.

Mario Santana: Parecido a Seba González y a todos los jugadores que salen de las inferiores o los compran a clubes de la B en la Era Savino.

Guillermo Franco: Era una versión 10 años adelantada al Romeo actual... no le hacía un gol a nadie, terminó jugando de volante, luego se fue a triunfar al exterior y terminó jugando el mundial con una selección como la gente, dirigido por un técnico de buen paso por Boca. Esta en un equipo grande. O casi.

Cristhian Zurita: Gol a Independiente, velocidad, despliegue, en la fiesta del campeón se le tiro a la mujer de Tuzzio.

Juan Piombo: El Betito Acosta del 2001, 15 años en reserva y 1 partido en primera, se comenta que también se enfiesto a la señora de Tuzzio.

Raúl Estévez: El super hincha de San Lorenzo salió campeón para ir a Boquita con el pase en su poder. Casi se le da ahí pero terminó siendo un año después.

Bernardo Romeo: Un delantero con un nombre idéntico a uno que está en Quilmes hoy. 15 goles en el torneo, no perdonaba y era implacable. Años después vino a San Lorenzo un señor con el mismo nombre pero lento, con pelo, lesiones y sin hacer goles.

Sebastián Abreu: Uno de los máximos ídolos de la historia azulgrana. Demoró un avión a propósito para que Romeo juegue vs Argentinos y hagamos algún gol. Hizo un par de goles decisivos (dos a Chacarita de penal y uno a los suplentes de Boca)

Polo Quinteros: Vino de vacaciones y la pasó bárbaro

Manuel Pellegrini: San Lorenzo necesitaba alguien que termine los codos y lo llamaron, cuando llegó el Ciclón se quedó sin técnico e hicieron el 2x1 porque Miele andaba corto de guita. Despúes la historia que conocemos, campeonatos, se fue a un club serio que hoy en día pelea grandes cosas, Villarreal, su amistad con Riquelme, el Real, etc.


No hay comentarios: