jueves, 22 de octubre de 2009

Pintó bien (?)

River (Uru) 0 - San Lorenzo 1


"Roberto Carlossssssssss, date vuelta cuando te llamo!"

El Ciclón fue a Uruguay para jugar el primer partido de la serie contra las gallinas orientales en el Estadio Centenario. Hace una semana en el mismo lugar, la selección consiguió la hazaña (?) de clasificarse al mundial y además se la mandaron adentro a Sigochupando Pasman. Si pensaban que Simeone ya se había mandado todas las pelotudeces posibles dentro de un esquema, es porque subestimaron la capacidad creadora del cornudo Cholo, que puso a Aguirre de 4 y a Pintos de 3. Tal vez en la última decisión haya estado un poco drogado y se lo haya confundido con Roberto Carlos, pero conociendo los dotes de Simeone para jugar al winning (?) lo hubiese puesto de extremo izquierdo.


"Cuando vine como hincha con Boquita copamos todo"

En el primer tiempo San Lorenzo buscó y buscó, pero se olvidó que los que manejaban los hilos eran Papusa Gómez y Papelillo Menseguez, que cada vez que agarraban la pelota chocaban contra los defensores uruguayos de gran experiencia internacional. Hay que agregar que por afuera no había mucha llegada porque Pintos, que apenas sabe pegarle con la derecha tenía que pasarla con la zurda y Aguirre, que apenas sabe caminar.. tenía que correr! Todo esto, sumado a que el arquero que más respetó la casaca del Ciclón, Pablito, no estaba teniendo una buena tarde, hacía que pinte un panorama complicado para este cuadro copero (?). Igualmente el rival era tan choto que se parecía al River actual de Argentina, en un momento hasta Lillo Menseguez se pasó a dos e hizo una buena jugada que fue despejada por el arquero, también tuvo su oportunidad el pibe Rovira que la tiró por arriba (si estaba Romeo ni siquiera llegaba) y la gota que rebalsó el vaso fue una contra comandada por el Chasco Torres. Así finalizaban los primeros 45 minutos, lo mejor hasta ahí era que pasaban el partido por la pantalla del estadio y que vendían tortas fritas en la tribuna, una modalidad que le gustó al presidente de San Lorenzo y según el oficialismo ya hay un convenio con una conocida empresa que solo le costará al Ciclón 2 millones de dólares y el 35 % de todos los jugadores que están en la reserva.


"Loco, por lo menos tirame la data de algún barcito que pasen cumbia"

Para el segundo tiempo el cuerpo técnico decidió sacar al futuro Peirone, Gonzalo Rovira que ya anda con ganas de tener un jugoso contrato y Rafita para seguir demostrando que es un gran dirigente le va a dar el gusto. San Lorenzo salió con otras ganas a encarar el partido y eso daba dos opciones: O habían arreglado los premios o Carrasco les dió una charla emotiva pero en vez de poner de ejemplo a la pelota y a la vaca, les habló del escabio y de los descuentos en los boliches uruguayos. En los primeros minutos el conjunto del Boedo Bajo Flores intentó con un centro del asesino de palomas a sueldo, Gastón Aguirre, que peinó Planchita Bottinelli y finalmente Bordagaray tiró por arriba del travesaño. Más tarde iba a ser Merca Gómez que encaró como el boliche (?) y tiró un derechazo que salió pegado al palo, seguido de un zurdazo del juvenil Kily González que fue a parar a las manos del arquero. Hasta ahí parecía que por más que llegaba, el Ciclón no era lo demasiado punzante, pero llegó la jugada clave del partido: estrategicamente se hizo expulsar el sucesor de Mascherano y San Lorenzo empezó a jugar mucho mejor. Es que el volante la paró muy bien, se le fue un poco larga (unos dos metros) y acarició al rival uruguayo que reclamó la roja, entonces los del Cholo se quedaron con diez y este tuvo que meter mano sacando a González por Reynoso. A los pocos minutos de esto hubo otro intento por parte de los visitantes de la mano del Rayito (?) que ganó un corner con un tiro desde afuera. Más tarde iba a llegar un tiro libre que por fin no fue pateado por Gómez que tiró todos mal, sino por la revelación que trajo Marce, el ídolo de los pibes Fabiancito Bordagaray. El zurdo ejecutó el centro que fue a parar a la cabeza del uruguayo más querido después de Sebastián Washington y a cobrar, San Lorenzo se ponía 1 a 0 en el místico Centenario y que la chupen. Los últimos 20 minutos fueron de sufrimiento, con un Pablito más grande que el Ciclón y Boquita juntos.. bue, que Boquita no, pero gigante tapando un par de pelotas y hasta haciendo un penal con carpusa que no vió nadie. Para finalizar el encuentro hubo un par de sustos más y una jugada de Bazán muy de winning eleven que ingresó después del gol, pero le faltó tirar el centro atrás. Asi el Cuervo cruzó el charco y se trajo un triunfo importantísimo que quedará en la historia del fútbol rioplatense (?). Ahora a esperar la revancha y a no bajar los premios que sino estamos en el horno.


No hay comentarios: