martes, 26 de agosto de 2008

Arrancó la Sudamericana!!! Y terminó.

Y San Lorenzo ya quedó afuera. ¿Me dicen para que carajo me ilusioné cuándo clasificamos? Creo que ganar esta copa es más fácil que desbordar con Roberto Carlos en el winning eleven del mundial 2002. Y San Lorenzo la regala, como el año pasado con el poderoso Arsenal (que en vez de a Henry tenía al mega-fracasado de Calderón).

Se avivó antes que todos

El primer cotejo fue en La Paternal, barrio ubicado en el país de Capital Federal. Fue una cagada, por que ni siquiera los Globertrotters hicieron un buen juego, asi que sentí que tiré $25,80 a la basura (El $1,80 demás es por el bondi, por que prefiero pagar internet para actualizar este glorioso blog antes de tener auto), imaginense que la hinchada gritó OOOOOOOLE por que el gordo Aguirre metió un enganche en la mitad de cancha, dónde dejó parte de su cintura. La figura del partido fue el arquero de Argentinos Juniors, Ortigoza, atajando un centro de Bergessio que seguramente iba a ser mal aprovechado por el mejor Nº5 de San Lorenzo, Bernardo Romeo. También vale destacar que la más clara la tuvo el conjunto azulgrana con el lírico Santi Hirsig, colocándo la pelota sobre la calle San Blas. ¿A quién no le hace acordar a un jugador de rugby? Siempre toca para atrás y mete conversiones de puta madre, un fenómeno.
Lo que más me rompe los huevos de los partidos en esta cancha son las declaraciones de los jugadores y técnico después del doparti, que carajo tiene que ver que sea chica la cancha? Si se fueron de joda el día anterior, por lo menos que lo digan y metan una promo para los socios de San Lorenzo en dicho cabarulo. Con Ramón esto no pasaba, eh.. bah, si. Pasaba, pero sería coomo reclamarle algo al Chacho Coudet por algunos gestos que hizo, sino miren:


Capo

En fin, el segundo partido me puso muy violento. Cuando vi que el hijo de puta de Hirsig era titular de nuevo, atiné a cortarme las venas con una Gillete, pero recordé que alguna vez fuí a la cancha con Guevara, di Lorenzo y Matiuzzo, etc. en el campo, y bueno.. me mandé esperando lo mejor, una derrota no tan abultada, cosa que sucedió.
Ya ibamos sabiendo que San Lorenzo, como mínimo tenía que hacer 2 goles. ¿O se pensaban que no nos iban a hacer el típico gol de visitante? Nada más nosotros no aprovechamos esa ventaja de cerrar de local. Y River (Dale campeón). Pero bueno, si salíamos 0 a 0 también íbamos a perder por que en los penales teníamos que esperar que alguno del bicho la tire a villa, cosa que no iba a pasar.
Como siempre Silvera se borró, Romeo entró y no hizo nada y Hirsig fue lo más regular (jugó igual de mal durante los 90 minutos).
Esto fue lo que duró la Sudamericana para San Lorenzo, y después nos quejamos, pofavooooo

No hay comentarios: